Cómo amarse a sí mismo libro

AKASHA es una palabra de origen sánscrito, que se utiliza para denominar un plano de la conciencia cósmica que actúa como archivo, en el cual se registran todos los eventos, situaciones, pensamientos, emociones y acciones de un ser. Cada alma, desde el momento de su creación, tiene su propio registro, una especie de “libro” personal, donde todas sus experiencias, formación, lecciones ... Cómo AMARSE a uno mismo. 14 consejos para amarse a uno mismo y fomentar el amor propio, como quererse a uno mismo, cuidarse a uno mismo, respetarse a uno mismo y valorarse a uno mismo. Amarse a uno mismo. 10 pasos. AMARSE A UNO MISMO “Cuando uno perdona y libera no sólo se quita de encima una enorme y pesada carga sino que además abre la puerta hacia el amor a sí mismo”. ¿Cómo amarse? Examinemos algunas formas de amarnos a nosotros mismos que pueden resultar útiles para aquellos de […] 10. Amémonos ya , ahora mismo. No esperes a haber arreglado las cosas para amarte. La insatisfacción contigo mismo es una pauta habitual. Si logras sentirte satisfecho contigo mismo ahora, si puedes amarte y aprobarte ahora, entonces serás capaz de disfrutar de lo bueno cuando venga. cÓmo amarse a sÍ mismo El principal compromiso contigo mismo es que debes quererte y cuidarte POR SOBRE TODAS LAS COSAS; y eso en verdad para nada es ser egoísta… Yo digo que más bien demostrarías una gran sabiduría, ya que estarías poniendo en el lugar protagónico al único que debe estar en esa posición: TÚ MISMO. Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna. 10 pasos para aprender a amarte a ti mismo. Así que si te has decidido a amarte a ti mismo pero no sabes como empezar aquí hay 17 maneras que creo que puede ser útil. Esta es la discusión relacionada libro de como amarte a ti mismo. “Amarse a uno mismo es el primer paso del camino. Sólo cuando lo das, eres capaz de amar plenamente a los demás y cuando lo haces también comprendes que los demás se amen más a sí mismos” . Quería comenzar este post con esta afirmación extraída de un cuento budista porque resume lo que quiero proponeros esta semana de verano a ...

Ideas sobre el "Buen hombre".

2020.06.10 22:23 Otro_engranaje Ideas sobre el "Buen hombre".

¡Qué tal comunidad! Estos días, poniendo en palabras ideas sobre una cuestión que me tenía intranquilo, acabe por redactar unas hojas de lo que creo podría describirse como un "buen hombre", entendiendo por "buen" o "bueno" una acción benefactora hacia un otro que no persigue un interés y como "hombre" a una persona, mujer u hombre (para que no se sientan invisibilizadas las damas). Quería compartirlo, porque solo en mi cuaderno no tiene mucha utilidad, así que lo publicare por acá y por mi blog, para que puedan leerlo allí con letras más grandecitas de las que solo me permite Reddit. Allá voy:
El buen hombre.
Creo que cualquier persona ha escuchado, más de una vez en su vida, decir que tal o cuál persona es un "buen chico", una "buena muchacha", un "buen hombre". Nunca escuche que alguien me defina, sin recurrir a ejemplos a modo de ilustración, el significado de "bueno" o "buena" en cuanto a una persona se trata. Por lo general, se es bueno cuando se hace el bien, y ya. Pero esta cuestión ética es sumamente delicada. Así como muchos de nosotros hemos oído de alguien que ese alguien es "bueno" o "buena", hemos visto también (u oído) de ese mismo alguien justamente lo contrario. ¿O nunca les ha pasado?
Hablamos de la "buena persona" como el buen "humano", no como persona desenvolviendo un rol en determinado campo social. Entiendase entonces que no hablo del buen alumno, del buen empleado o del buen futbolista, entre otras profesiones y dedicaciones. Hablamos del ser humano, aquel ser característico por su amplia capacidad de razonar, aunque a veces esto aumente sus posibilidades de generar acciones contraproducentes a su propio ser y a sus pares.
En mi opinión, no hay nada más complicado en la actualidad, empresa más obstaculizada, que la de "ser" humano. Antes que me sumerja en este punto, quería enseñar un ejemplo de lo que es, para alguna persona -o para algunas- vivir en el mundo moderno del siglo XXI (ejemplo hipotético inspirado en la condición de un conocido, por lo que todos pueden dudar activamente de mi ejemplo).
José es un joven latinoamericano de 18 años. Él ha egresado recientemente de la escuela secundaria. Su familia es muy humilde, el padre trabaja doce horas al día; la madre, imposibilitada físicamente de trabajar por problemas de salud; sus dos hermanos, aún pequeños, recién inician sus estudios primarios en una escuela financiada con fondos del Estado (pública y gratauita). Y él, José, se ve obligado a ayudar a su padre en el sustento de la economía familiar. Sigue una carreara Universitaria, Sociología, para ser más precisos. Su poca experiencia laboral lo ha obligado a trabajar dentro de una oficina de televentas. Él llama constantemente y vende, o intenta vender, productos. Como el sueldo funciona con comisiones (más vende, más gana a fin de mes), se empeña en vender la mayor cantidad posible, de manera que pueda hacer rendir su sueldo. Vende tarjetas de crédito. La gente que responde las llamadas de José, por lo general, no la necesitan, pero el arte del marketing debe hacerles creer que sí. José preferiría dedicarse a pleno en su carrera, pero por el momento no tiene muchas opciones y la urgencia lo precipita a conservar el empleo. Mientras tanto, por las nochesm estudia en la universidad.
Un día, me comentó una situación que le aconteció durante una llamada:
- Me sentí un poco mal despues, viste... era un viejito, viudo, que me contaba que esta endeudado, que no la estaba pasando holgada economicamente. Yo igualmente le insistí hasta que le pude vender. Lo convencí de que podía pagar la deuda, ¡con crédito!, una locura... pero si no vendía se me venía el reproche del gerente, porque ultimamente no vengo con buenas rachas...
No considere apropiado juzgarlo. José no es mejor ni peor persona, al menos, no por voluntad propia. Pero este tipo de labor resulta, en circunstancias como las narradas, a la "deshumanización".
Difícil ser humano.
Ser humano es aceptar que se es humano, racional, y amarse de esta forma, amar el "ser humano" y respetar y empatizar con los pares, comprender que en el fondo todos somos lo mismo, por más diferencias que se manifiesten. No comprender esto es el primer paso a la deshumanización. La deshumanización es el proceso por el cual uno abandona todo aquello que lo hace humano en beneficio de una causa que nada tiene que ver, entonces, con lo humano (esto es, con lo racional, con el amor propio como seres y con el amor al prójimo, amor en un sentido de respeto y comprensión hacia uno mismo y hacia un otro). La deshumanización pretende convertir al hombre en una herramienta, y lo mide o lo juzga por su utilidad para determinado fin. Esto es práctico a la hora de emprender algo con el afán de realizarlo de manera existosa, pero si no se lo practica teniendo en cuenta al humano y despues a la realización de alguna tarea en particular y, por el contrario, se lo practica a la inversa, esta se convierte en una práctica sumamente interesada y meramente material.
(Partiendo del supuesto de que ser humano es difícil, es complejo, en cuanto involucra un gran esfuerzo racional y de accionar dentro de el marco de una sociedad, con todo lo que ella implica, o sea, cultura, valores, instituciones, etc.). ¿Por qué es tan difícil ser humano? pues, en primer lugar, porque primero se nos enseña a ser ciudadanos y, en segundo lugar, porque para ser ciudadanos debemos aprender a desarrollar la capacidad de ser dignos de nuestra ciudadanía. Tenemos derechos y nos comportamos dentro del marco de leyes y normas tanto explícitas (jurídicas, constituciones, leyes...) como implicitas (valores culturales, tradiciones, modas...). Crecemos en ello y absorbemos de ello.
La historia y la evolución de las sociedades nos han encaminado, hoy, a una sociedad ampliamente fragmentada, especializada y con un abanico de roles y ocupaciones tan diverso, característico de nuestro modelo social-productivo-económico, que ha facilitado el acceso a muchos servicios y bienes pero que, a su vez, ha complejizado el orden social y humano profundamente. Contemporaneamente y ya desde hace varias décadas, para vivir, se precisa dinero. Pesos, dolaes, euros, libras... la moneda es un medio para vivir dentro de "nuestro" mundo moderno. Y, para prolongar la ciudadanía, el dinero no puede faltar.
¿Cómo vivir hoy en día, creciendo en cualquier ciudad, sin dinero?
El culto al dinero.
Si hay algo cierto es lo siguiente: No se gana dinero siendo un buen "ser humano", sí quizás siendo un buen ciudadano o un buen empleado, aún más siendo un buen "emprendedor".
Como bien he mencionado, ser humano implica saberse y saber a los demás como persona, antes que cualquier otra etiqueta. Obrar para cuidar, proteger y hacer crecer la existencia humana por el simple hecho de hacerlo es lo más puro y una manifestación de ese amor. Y esto se ve, puede verse en la sociedad: organizaciones de comunidades que asisten a niños en "situaciones de emergiencia", abuelos jugando con sus nietos, madres consolando a sus hijos, gente que comparte víveres... Pero nadie "vive de" esta manera. Cualquiera pensaría que es imposible vivir de esto. Porque el amor no compra alimento, no paga los impuestos, no garantiza un techo... al menos nos bajo esta modernidad.
Ser humano no es tan importante, porque primero hay que tener ingresos que nos permitan simplemente seguir existiendo, por más que esto muchas veces nos lleve a sacrificar nuestra humanidad. Se ve a cada rato, en cada esquina y se reproduce constantemente. ¿Y lo peor? que el dinero ha creado la ilusión de que uno puede sedar su conciencia gastandolo en "amor enlatado" (juguetes, consolas de videojuegos, bebidas en alguna tienda que nos garantice que un porcentaje de lo que pagamos se destina a obras de caridad...). No solo eso, sino que también ha creado la ilusión de poder remediarlo todo. Dolores, carencias, amistades, infelicidad: Todo tipo de aflicciones. Hay una amplia variedad de ofertas. Y esto conduce a los más deshumanizados a cultivar esta devoción por el dinero como el nuevo "todo poderoso". Como dice el Astrólogo,personaje de Los siete locos, libro de Roberto Arlt: "El dinero convierte al hombre en un Dios". No estoy siendo nada radical con lo antedicho.
Se entrena, entonces, por lo general, para hacer dinero. De alguna u otra forma. Y se genera una necesidad de la cual el ciudadano es víctima. Como ciudadano que soy, no puedo juzgar ese hecho. Y por esto, por esta razón, el comportamiento del ciudadano tiende a ser lucrativo, por más noble que a veces parezca. Se solidifico esta cultura de intereses que, variables estos, siempre están presentes. Aunque sería incrédulo no creer que los intereses existieron siempre. Solo que hoy estás más disfrazados que nunca, pero pueden olerse detrás de sus disfraces. Recalco, no digo que sea malo ni bueno. Sí me atrevo a decir que no es un acto puro del buen hombre.
Intereses.
Comencemos con una pregunta al respecto, sin apuntar a la contemporaneidad: ¿Los cristianos eran "virtuosos" por pura devoción a la fe, o lo eran por el miedo a no ir al "paraíso" después de la muerte? Teniendo en cuenta lo volatil del comportamiento humano, seamos bondadozos y digamos que, entre estas dos clases de "creyentes", del total habría un 50/50. No podemos confirmarlo.
Intereses. ¿Ocuparía un gobernador su cargo político prescindiendo de los beneficios económicos que el puesto le reporta?, ¿ayudaría a los ciudadanos iletrados y daría beneficios a sectores de clase baja si de ante mano supiese que no conseguirá sus votos en las próximas elecciones?
Creo que el punto, aunque implicito, se sobrentiende. En el libro Organización Social, Scott A. Greer define a los "grupos" como "medios sociales para obtener fines individuales y sociales". Pocas veces las cosas se hacen "porque sí", o por el simple motivo de transmitir felicidad, de ser empático o amoroso. Lo que se llama incluso una "ayuda desinteresada" puede ser un medio para asentar una abstracta superioridad moral de individuos sobre otros. Y esto también tiende a deshumanizar.
Los intereses son innegables. Todos somos -en mayor o menor grado- interesados, y en parte esto es lo que nos mantiene vivos como individuos... ¿pero como "humanidad" también"?
Buenos intereses.
Parecería ser, entonces, que no existen de hecho "buenos hombres" (hablo del género humano, por ende incluyo a la mujer), sino que existen "buenos intereses". Aunque mi afirmación no es verdadera. También existen los "buenos hombres". No nos culpo a aquellos que por lo general no lo somos. Al menos, no enteramente.
Un "buen interés" es aquel que, con un fin propuesto, conviene en la ayuda o asistencia de otras personas, pero siempre y cuando haya una retribución para el "buen" interesado. Entonces, los romanos le daban pan al pueblo, pero a cambio demandará su apoyo. Este tipo de condiciones, por lo general, no son explícitas, y las mismas se sobrentienden. Ejemplos sobran, pero creo que con el simple dado todo habrá quedado bastante claro.
El buen hombre, por su parte, prescinde de cualquier tipo de "retribución" (económica, de honores, de poder), porque el solo ayudar es más puro. El buen hombre ayuda a sus pares, porque cree en la voluntad humana de resguardar a los de su propia raza (hablo del humano en general), así como respetar las otras. Y nada más.
El destino del buen hombre.
En las siguientes líneas me atrevo a afirmar y me juego mis certezas para sugerir lo siguiente: El buen hombre esta destinado a transitar solo. Pero no es una soledad amarga. Al contrario. La soledad del buen hombre hace de este un compañero ideal para transitar momentos de incomodidad y pesar, para reavivar la felicidad. Suena a película romántica, pero no lo es tanto. El hombre bueno es solitario, porque así siempre esta dispuesto a prestar ayuda. Trasciende en la memoria de muchos, pero no vive de ese reconocimiento.
Daré, al mismo tiempo, un mensaje esperanzador. Todos alguna vez en nuestra vida, hemos sido un "buen hombre/buena mujer". Y seguro más de una vez. Quizás no lo recordemos instantaneamente. Pero siempre hubo alguna instancia donde nuestra humanidad se ha manifestado por encima de nuestros deberes.
¿El buen hombre como estilo de vida?
Este es para mí un punto complicado. El "buen hombre" (suponiendo que hasta aquí todos estamos de acuerdo con la definición brindada), muy dificilmente es un estilo de vida, sino que más bien implica intermitencia, implica momentos. A veces somos o, mejor dicho, actuamos como tales, pero otras veces simplemente actuamos conforme a lo habitual (no quiere decir que actuamos "mal" o con "maldad") y, en ciertos momentos, incluso con algo de maldad. Pero esta maldad no es de ninguna manera un acto "cruel". Creo en las palabras de Platón, que veía en la ignorancia la semilla de todo mal. Y me atrevo a decir que lo es también el fanatismo que defiende un ideal con dientes y garras, sesgado en su concepción.
Por otra parte, si bien creo que no es posible tener un estilo de vida de "buen hombre", otro pensamiento me dice que, si lo hay, si hay un hombre así de puro, o vive poco, o no le conocemos o, si lo conocemos, lo mal interpretamos.
Es esto lo que creo. No pretendo convencer a nadie. Simplemente, presento mi idea, la comparto, porque es una cuestión ambigua que muchas veces pone en tela de juicio la moral. Se abusa del término muchas veces con fines alejados del verdadero comportamiento del "buen hombre". Además, considero que es una cuestión que alguna vez todos nos habremos planteado (o eso supongo).

Hasta acá llegue muchachada. ¡Gracias al que se tomo la molestia de leer todo (y al que no, porque entiendo es incomodo leer la letra tan pequeña), y espero estas breves reflexiones les haya abierto preguntas!
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2019.02.22 19:03 0010110101102011 Marc, la sucia rata (Poemas y cosas sueltas)

"No se puede conversar con los anarquistas, tienen tanta razón que molestan."

(-------------------------------------)
NO ME DEJES
Otoño. Que sea otoño. Que sea otoño y que llueva. Mucho. Que haya leños ardiendo en un brasero. Y un gato. Que haya un gato y que sea negro y que mire de amarillo y que se enrosque y que nos enseñe un poco a vivir. Pero por sobre todas las cosas que sea otoño. Que le falte un vidrio a la ventana. Que entren por ese hueco la lluvia y el frío. Que tengas ganas de besarme. Muchas ganas. Que un hombre te espere en otra parte. Que sea otra vez otoño. Otoño y Que llueva. Y que no vayas. Que te quedes conmigo. Que sea otoño otra vez y que te quedes.
(-------------------------------------)
Cabalga sobre mí. Aprisióname entre tus piernas y cabálgame. Cabalga. Agujeréame con la dura furia. Átame con cintas de cuero y agita tu látigo sobre mi espalda. Cabálgame. Empápame en el sudor de tu cuerpo. Cabalga sobre mí. Haz que te obedezca. Cabálgame. Dime qué soy y cuánto valgo. Claudícame. Extiéndete sobre mí como si fueras un pesado océano.. Asfíxiame. Cabálgame. Dime que me quieres y desaparece para siempre de mi vista.
(-------------------------------------)
-Si eres capaz de mantenerte calmo ante los policías que arrastran a un joven manifestante.
-Si puedes impedir que tu corazón manche de rojo las paredes de tu cuarto.
-Si puedes mirar por TV mientras tomas un martini la marcha obsesiva y circular' de esas mujeres.
-Si puedes soñar pero le tomas medidas y le pones límites a tu sueño.
-Si eres equilibrado como para entender que una despedida es un hecho tan natural como un encuentro.
-Si sientes que no te contamina toda la mierda que te rodea.
-Si después de perder al ser que más querías consigues rehacerte en quince segundos y volverte a enamorar en el segundo siguiente, entonces...
Eres un verdadero monstruo, hijo mío. Tuya es la tierra y lo que hay en ella.
(-------------------------------------)
Suicídense
por favor suicídense
por asco por locura
por resentimiento por narcisismo
para no dejarse morir lentamente
por asombro ante la maldad
por asfixia por horror
por soledad
por amor
dentro de lo posible por amor
pero por favor
suicídense.
Y si alguien les pregunta
qué hora es
respondan sin dudarlo
es la hora de suicidarse.
(-------------------------------------)
Va a la iglesia todos los sábados a las seis de la tarde. Se confiesa y luego, a falta de una imagen más dichosa de su dios, se pone de rodillas ante ese cadáver semidesnudo que cuelga del techo. Lo mira fijamente. Al cabo de unos instantes ve que esa cara triste sonríe y le guiña un ojo. Entonces la prostituta se pone de pie. Hace una extrañísima señal de la cruz y se marcha hacia su trabajo. Sábado tras sábado. Entra en la iglesia. Se dirige al confesionario. Le dice al sacerdote que se acostó con un hombre. Que le resultó absolutamente imposible resistir la tentación de sentir del sexo del hombre entre sus piernas derramándole calor. Se explaya en los detalles. Sí, padre, precisamente porque fue demasiado bueno es que es tan grande el arrepentimiento. Se dirige hacia el altar, lo mira a dios, espera la guiñada y sale rumbo al trabajo. Entra en la iglesia. Se arrodilla ante el confesionario, Le cuenta al sacerdote que se acostó con ese hombre otra vez. Y con un amigo de él. Sí, al mismo tiempo. Que no. Que no la obligaron, pero que la indujeron, Da todos los detalles que puede hasta que la voz del cura la interrumpe. Y claro que está arrepentida. Lo mira a dios en el altar hasta que éste le guiña el ojo y parte hacia su trabajo. Entra en la iglesia. De rodillas ante el confesionario le describe al sacerdote su experiencia más excitante de la semana. Sí, con ese hombre y con el amigo. Y con dos chicas más. Sí, todos juntos, si no que gracia. No, cama no había. Sobre una alfombra enorme. Que sí, que lo bueno era la cantidad. Y la variedad. Que su arrepentimiento es tan grande como la satisfacción con que se fue a dormir esa noche. Luego el guiño de dios, la señal de la cruz y el trabajo. Al costado de la ruta sus compañeras le preguntaban a qué va a la iglesia todos los sábados. Ella, les dice que va a contarle sus pecados al cura. Las prostitutas le preguntan por qué lo hace. Y ella les responde: -Para que el cura se entere de una vez por todas de qué va la vida, y sepa lo que se está perdiendo. Luego, la prostituta vil, ruin y descarada, alza la vista al cielo y le guiña un ojo a dios.
(-------------------------------------)
Los jóvenes de la ciudad comenzaron a suicidarse de pronto y sin que nadie supiera el motivo. No se podía caminar por la calle sin tropezar con algún cadáver. Muchos temían pasar cerca de los edificios sabiendo que podía caérseles un cuerpo encima. Los jóvenes saltaban al cielo desde las ventanas, reptaban mirando automóviles del lado de abajo, cantaban incomprensibles canciones en los túneles subterráneos, se lanzaban al río con una culpa atada al cuello. Era todo un riesgo andar por la ciudad en semejantes circunstancias. Las mayorías respetables exigieron que se tomaran medidas de seguridad. Los organismos oficiales se hicieron cargo y ya no se ven cadáveres de jóvenes por la calle. Los matan ellos. Sólo las minorías marginadas se quejan: han privado a los jóvenes de la única libertad que poseían.
(-------------------------------------)
No.
Yo no fui el arquitecto de mi propio destino, ni el musicalizador, ni el director de fotografía, ni la cortadora de negativos, ni el maquillador. Yo no fui el arquitecto de mi propio destino. No me dejaron alcanzar un balde de sangre para llenar alguna vena, ni siquiera pude dar una mano para que lo pusieran de pie a mi esqueleto. Nada. No fui invitado a la inauguración de tan precario y fundamental monumento. No me pidieron ni la más breve opinión, ni siquiera un sí o un no dados con la cabeza. Participaron todos menos yo. Se metieron sin que los llamara. Se atribuyeron grados de parentesco, derechos y afinidades. Asistieron a mi entronación para vestir de fiesta sus egoísmos, tal vez porque tampoco a ellos les habían permitido ser los arquitectos de sus propios destinos. Intentaron convencerme de que yo era el arquitecto de mi propia vida cuándo ya me habían rajado los cimientos, retorcido las columnas, aplanado la bóveda. tapiado los ventanales, humedecido los sótanos, oscurecido las claraboyas y entristecido las raíces del jardín. Hubo uno que escribió que había sido el arquitecto de su. propio destino. Allá él con su andamiaje. Yo no construí nada. No fui el diseñador de la catedral de mi culo ni del burdel de mi alma.
(-------------------------------------)
Las prostitutas toxicómanas son solidarias. No hacen daño a nadie pero son expulsadas del mundo civilizado. Las prostitutas toxicómanas son las únicas reservas de amor que le quedan a la humanidad. La humanidad las expulsa, y en ellas expulsa al amor. Hipócrita, erotofóbica y despiadada, la humanidad las expulsa. Las prostitutas toxicómanas son solidarias. Le dan amor al ciego, al que no tiene dientes, al deforme, al calvo libidinoso, al tarado mental, al obrero hastiado. Reciben unas monedas a cambio, es verdad. Pero las mujeres respetables cobran aún más caro y son incapaces de dar amor a quien le falta una pierna, un ojo o la inteligencia. Las prostitutas toxicómanas son solidarias. Aman por la paga, pero aman. Las prostitutas toxicómanas son buenas en su trabajo y no entienden por qué las expulsan del mundo civilizado.
(-------------------------------------)
Espero que seas vos. Aunque veas este libro en manos de un policía... el intruso es él, este libro fue escrito para vos. Para que lo encontraras, para que lo robaras. Para que sepas que no puedo descifrar tu clave, pero que mientras escribía estas páginas, estabas en mí y te lo pasabas bien.
(-------------------------------------)
No dejes que se vaya. Si se va no lo verás nunca más. Si se va hablará otros idiomas. Se cubrirá con ropas nuevas, Aprenderá distintas formas de placer. Descubrirá que era hermoso estar a tu lado pero que no eras imprescindible para respirar. No lo dejes ir. No puedes dejar que se vaya. Hazte un sitio dentro de sus pulmones. Asesínalo, pero no lo dejes ir. Los que se van no vuelven, los que vuelven son siempre otros. Apunta directo a su corazón y dispárale toda la muerte. Tienes el derecho otorgado por el demente tribunal del amor. Asesínalo. Te absolveremos los que hemos amado alguna vez. Pero no lo dejes ir, porque cuando se deja partir a alguien, ya no se lo ve nunca más.
(-------------------------------------)
Después de cada pico. Inmediatamente después de quitar la aguja de tu vena, te abrazabas a sus piernas, a su cuello. La besabas. Te detenías minutos como siglos en su sexo. Lo lamías, lo aprisionabas, lo besabas, lo sorbías, lo chupabas, lo bebías, lo penetrabas con la lengua. Después del pico. Inmediatamente después. Justo cuando se te partía la cabeza de música. Cuando galopaban elefantes azules dentro de tus brazos. Te dijo -No me toques. Cerró las piernas. Se apartó de tu lado. Te lo dijo después de un pico. Inmediatamente después de quitar la aguja de tu vena. Se apartó de tu camino. Justo cuando te inclinabas a besarla, a gastar tu pico en amarla. -N o me toques. Lo dijo con una sonrisa estúpida y pura. Su "no" fue una flecha inocente lanzada al aire y estabas en pleno vuelo. No podrías aterrizar en los aeropuertos de su sexo. Ella no había despegado. Te dejó solo en el cosmos. No negó su sexo. Negó algo más hermoso. Negó todos los días. Las otras veces. Los picos anteriores. No la tenías para lamerle los pies, para besarla toda. Te quedaste inmóvil, aferrado a tus piernas. Empezaste a lamerte las rodillas. A quererte como un adolescente que oculta su cara entre las rodillas, un adolescente que se enfrenta a su primera soledad. Te perdiste en la montuña más alta. Un mal pico. Sabías la consigna: hay que amarse. Para sobrevivir, hay que amarse. Te besaste las rodillas. Te besaste los hombros. Buscabas un antídoto para la distancia. Te habías ido lejísimo sin ella. No la tenías para lamerle de los pies, para besada toda.
(-------------------------------------)
En la oscuridad las palabras golpean contra las paredes. No me dejes. Retumba en el ciclo helado su voz diciendo no me dejes. Caen pesados, heridos de muerte de amor, los sonidos de las palabras en una profundidad sin oídos. Un perderse para siempre en el vacío. Un herirse la piel con el filo de la luna. Un golpearse contra la indiferencia. Una explosión de venas, huesos y células en algún rincón del pecho. El dolor impulsando una reacción en cadena. El dolor multiplicando una figura mutilada en infinitos espejos. No. Me. Dejes. Un apagarse todas las estrellas de dos en dos de diez en diez de mil en mil. No me dejes no me dejes no me dejes.
(-------------------------------------)
La mujer deja caer deliberadamente un objeto que se estrella contra el suelo. Sonríe. Hasta ayer, su casa era un santuario, una prisión. Para moverse en ella, la mujer le pedía permiso a los objetos. Pedía disculpas por vivir. Ignoraba que podía ser libre. Nadie se lo había dicho nunca. Ahora un hombre se lo ha enseñado. Le ha mostrado la despiadada alegría de la libertad. Arranca una cortina y se la ajusta alrededor de su cintura. Recorta la foto de un desnudo y la pega sobre una naturaleza muerta. Le ha sido revelada su libertad y por eso nada desea más en el mundo qua entregarse al hombre que la liberó. Ser su esclava.
(-------------------------------------)
¿Cómo junto todos los pedazos? No me dejes. Tenés que quedarte conmigo porque solo vos sabes si creo en algo a veces. Tenés que quedarte para decirme si está bien o si está mal o si no es asunto mío. Tenés que quedarte para decirme quién soy, para que no lo olvide, para que no me lleve un rayo hacia el centro de la tierra. No podes irte porque sólo vos sabes si quiero seguir viviendo. No me dejes. Aunque todo sea incierto pedime que salte (yo cambio la música por oír tu voz), pedime que salte en la oscuridad pero no me dejes. No me dejes.
(-------------------------------------)
submitted by 0010110101102011 to RepublicaArgentina [link] [comments]


4 pasos para amarse a sí mismo CÓMO AMARSE A Sí MISMO. ¿Cómo amarme a mi mismo? - Desde Adentro. Temporada 1 ... Algunos ejercicios fáciles para amarse a sí mismo Meditación para perdonarse y amarse a uno mismo ... Claves para amarse a uno mismo - YouTube Claves Fundamentales Para Amarse a Uno Mismo Cómo amarse a uno mismo - Ejercicio práctico  The vortex ...

Registros Akáshicos Amarse a sí Mismo

  1. 4 pasos para amarse a sí mismo
  2. CÓMO AMARSE A Sí MISMO.
  3. ¿Cómo amarme a mi mismo? - Desde Adentro. Temporada 1 ...
  4. Algunos ejercicios fáciles para amarse a sí mismo
  5. Meditación para perdonarse y amarse a uno mismo ...
  6. Claves para amarse a uno mismo - YouTube
  7. Claves Fundamentales Para Amarse a Uno Mismo
  8. Cómo amarse a uno mismo - Ejercicio práctico The vortex ...

Una persona que se quiere, con confianza en sí mismo, es una persona que tiene claro quién es, lo que es y lo que no es, para lo que vale y para lo que no, y... Algunos ejercicios fáciles para amarse a sí mismo es una parte del libro 'Tus zonas erróneas' de Wayne Dyer: La práctica del amor a uno mismo empieza por la mente. Debes aprender a controlar ... DESCARGA EL EJERCICIO → https://thevortexway.com/descargas/ ¿Cómo amarse a uno mismo?¿ Qué es realmente amarse a uno mismo? Con el tiempo descubrí que amarme... Reflexiones Cristianas, superación personal, cómo amarse a si mismo, parabola del caballo, reflexiones cortas para whastsapp. 10 Maneras De Amarse A Si Mismo - Duration: 10:21. ... Cómo Amarse A Uno Mismo - AlexandraTV - Duration: ... Libro De víctima a protagonista 12,675 views. Descarga tu Audio-Libro gratuito aquí: ... Como amarse a uno mismo - Duration: ... DIEZ PASOS PARA AMARSE A SÍ MISMO - Duration: 46:01. audioeSSen de Mi Voz Es Tu Voz 63,757 views. 46:01. Adquiere el Libro de Carolina Rovs La Vida te Esta Hablando aquí: https://goo.gl/P972Pi No OLVIDES SEGUIRME EN MIS REDES SOCIALES: FACEBOOK: https://www.face... Desde Adentro es un programa diseñado para que aprendas a autosanar tus emociones y así transformar tu vida. Las emociones son algo tan natural como tú respi...